Mantener el salón ordenado

El salón es el punto neurálgico de la casa, el corazón, la arteria principal en la que hacemos gran parte de nuestra vida en el hogar. Pero tanto ajetreo hace que sea difícil mantenerlo ordenado, que no parezca una leonera o que ha pasado atila cada día…

Por eso, hoy planteamos algunos consejillos que os pueden ayudar a mantenerlo a raya, a que al entrar ofrezca siempre su mejor cara y que reine el orden en el salón. Nos centramos en tres puntos: los muebles, el almacenaje y la decoración.

Muebles

Lo primero. Todo lo que no sea necesario en el salón… Fuera. Tenemos la costumbre de llenar los espacios de cosas que no nos sirven, que no dan ningún servicio y que no hacen más que estorbar. Desde muebles hasta elementos decorativos que, lejos de aportar, restan y dan sensación de caos. Por lo tanto, lo primero, limpieza. No llenar el espacio sino darle aire para que dé sensación de amplitud. El buscar una coherencia de color y estilo entre los diferentes muebles del salón también ayuda a ofrecer una mayor sensación de orden.  Evitar auxiliares y muebles que entorpezcan el espacio y le den un efecto recargado. La mesa del comedor también puede ser una trampa en la que todos caemos y donde empezamos a apilar un montón de cosas creando caos y desorden.

Almacenaje

¡Clave! No tener objetos pululando por todo el salón aportará orden y armonía. Para ello, los muebles de almacenaje son grandes aliados. Sofás y puffs con cajón donde guardar mantas, mesas de centro que nos permitan almacenar revistas y mandos, aprovechamiento de huecos en paredes y esquinas e incluso aparadores con espacio para almacenar todo tipo de elementos nos serán de gran ayuda. Si tenemos vitrinas, es importante no recargarlas demasiado, pocas cosas y espacio. Siempre será mejor guardar las cosas en cajones cerrados que en cestas o cajas que muestran lo que hay dentro y exigen mayor orden.

Decoración

Por encima de todo, evitar la maraña de cables tan antiestética que se forma entre la TV, teléfonos, routers… Es importante cuidar esos detalles, puesto que, por encima de todo, aportarán orden. También debemos ser prudentes con la cantidad de elementos decorativos que ponemos en el salón. No llenar el sofá de cojines y mantas, no excedernos con las plantas, ni llenar las estanterías de libros, fotos y cosas que no hacen más que dar sensación de desorden. Libros y detalles en las estanterías sí, por supuesto, pero con medida, que haya también aire, espacio…

Esperamos que estos pequeños consejos os sirvan de ayuda y consigáis tener un salón lleno de espacio, orden y armonía 🙂

Micasa Decoración

 

El Mueble

 

BohoDecoChic

 

Homify

 

Astuces de filles

 

Kenay Home

 

Estilo Escandinavo

 

Delikatissen

 

Cocochic deco

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − cuatro =